Corrían las 10:00 de la mañana de aquel día soleado, decenas de personas ya caminaban los hermosos senderos de la Granja, observando y dando de comer a los animales, pero un hecho majestuoso paralizó por unos instantes el normal transcurrir del lugar, la llama Maruja, quien lleva este nombre en honor a la compañera de la ‘chismosita’ Tola de la televisión colombiana y quien llegó al Parque Consotá a mediados de 2016, proveniente del Zoológico Matecaña, luego de 11 meses de gestación, había iniciado su trabajo de parto.

“Uno tiene una fecha calculada, sabíamos que nacería en octubre, pero realmente no sabíamos el día, la madre a esa hora empezó a manifestar los síntomas normales. Se echó, estiró las paticas y las manitos, y posteriormente empezó a salirle el líquido amniótico, fue un parto natural. Se estuvo pendiente y vigilante, pero fue todo natural”, manifestó Margarita Ortiz, auxiliar de eventos de la Granja de Noé, y quien vivió de primera mano este proceso.

Luego de tres largas horas, en las que Maruja estuvo acompañada por personal especializado, llegó al mundo la hermosa Susana, una llama blanca, grande y peluda, quien se convirtió en la sensación del lugar.

“Lo más perfecto de la naturaleza es que a los pocos minutos del nacimiento, Susana ya se estaba parando a buscar alimento, que es el calostro”, acotó Margarita.

¿Y el nombre?

“Susana, todos los días sale al potrero a tomar su baño de sol en las mañanas, a estirarse y a correr acompañada, no solo de su mamá, sino también de su papá Cusco y de su tía Tola. Un día cualquiera un grupo de estudiantes de un colegio de Pereira llegó, y los niños le preguntaron al cuidador Gilberto Tabares, que cómo se llamaba, este quedó sin palabras, porque eso fue a la semana siguiente del nacimiento y aún no tenía nombre, entonces aprovecharon el momento y solicitaron bautizarla, de allí salió Susana”, acotó la auxiliar de eventos de la Granja de Noé.

El Dato

A lo largo de los 14 años de historia de la Granja de Noé, han sido varias las especies que han visto crecer su núcleo familiar en este lugar: burros, cabras, ovejas. “Es muy bonito terminar nuestra jornada laboral e irnos contabilizando un número de animales, y regresar al otro día y encontrar que este ha aumentado”, concluyó Margarita Ortiz.

 

Comunicados >
Espacios de diversión y entretenimiento para todos | ¡La diversión se disfruta el doble entre semana! | ¡Haz tu reserva desde ya! | Sácale gusto al Parque Consotá con nuestros subsidios | Reforestación por buen camino |
© Todos los derechos reservados COMFAMILIAR RISARALDA 2015
Imagen Vigilado Supersubsidio